La elaboración de café mexicano es tradición familiar

Durante tres generaciones, nuestra familia ha tratado de crear el café perfecto, uno con el equilibrio ideal de esencias oscuras, de nuez y aromáticas. Descubrimos estas cualidades en los granos de Arábica que utilizamos para Selva Maya que provienen de pequeñas plantaciones familiares ubicadas en áreas remotas del sur de México. Hoy estamos orgullosos de ofrecer nuestros cafés de calidad al mundo.

Cómo comenzamos con el café mexicano orgánico

La familia Balderrama se ha dedicado al tostado de café en lotes pequeños en México desde 1936, cuando Prospero Balderrama contrató a productores de café indígenas de la India para proporcionar granos de café de sus pequeñas plantaciones familiares en las montañas y selvas de México. La familia Balderrama es conocida por tener su excelente café, ha sido una de sus marcas registradas durante tres generaciones.

Nuestra misión

Producir el mejor café posible y trabajar honorablemente con familias selectas productoras de café que comparten nuestro compromiso de hacer un excelente café.

Devolviendo a la comunidad

Más que comercio justo, en Selva Maya creemos en retribuir a las comunidades de productores, para ayudar a los niños necesitados, por lo que devolvemos un porcentaje de las ganancias a los niños mayas, puede ayudar donando cualquier cantidad al momento del check out, para que no solo te darás el mejor café, pero también alimentarás tu alma.

Abrir chat
1
¿necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?